Alumnas cuentan su experiencia con el Programa de Acompañamiento Académico

Estudiante, ¡no estás sola/o/e en la Escuela de Comunicación! Alumnas cuentan su experiencia con el Programa de Acompañamiento Académico

Los desafíos que impone la vida universitaria se complicaron este año académico con la pandemia del COVID-19. Sin embargo, en la Escuela de Comunicación, las* estudiantes no estuvieron solas.

Desde agosto de 2019, el Programa de Acompañamiento Académico (PAA) provee tutoría individualizada para fortalecer los dominios de comunicación efectiva, pensamiento crítico y aprendizaje continuo en la matrícula de primer año de las concentraciones de Comunicación Audiovisual, Información y Periodismo, y Relaciones Públicas y Publicidad. Además, atiende, por citas, a estudiantes de otros programas académicos y años de estudio en la Escuela.

Aunque esos tres “learning outcomes” son las metas principales, las palabras de las estudiantes revelan que el PAA los transformó mucho más que en el aspecto académico. A continuación, presentamos cuatro reflexiones sobre la experiencia de haber sido acompañada por una “colega estudiante” durante un semestre académico.

El Programa de Acompañamiento Académico me ha ayudado a desarrollar más destrezas de redacción y a plasmar mis ideas de manera organizada y concisa. Por ejemplo, entre la gama de consejos que me brindó el servicio, se destacó la necesidad de escribir objetivamente. Es decir, redactar mis trabajos de manera que la retórica no opaque la sustancia del mensaje que quiero llevar. Además, como estudiante de Periodismo, me resulta muy útil entender la necesidad de presentar una idea ecuánimemente. De igual forma, este servicio me ha reforzado ciertas destrezas de escritura que con el tiempo se van olvidando. Por ejemplo, el orden de sintaxis y las reglas de ortografía como herramientas efectivas que ayudan en el impacto del escrito.

Cabe destacar que el servicio es efectivo, sencillo y fácil de utilizar. De ejemplo sirve la coordinación de una cita con los mentores, flexible para el apogeo de los estudios en línea. Además, el servicio pone al estudiantado en ventaja, pues es muy personalizado. Acompaña al estudiante hasta captar una noción de la dirección en que debe ir el trabajo. Cuenta con mentores agradables que, al no ser profesores, añaden un retroalimentación distinta y fácil de acoger. En suma, el servicio del PAA es eficaz, apoyador y ha sido de gran utilidad en mi experiencia como estudiante.

Adrián Rodríguez Alicea

Mi nombre es Gabriela Alicea, estudiante de la facultad de Ciencias Naturales y curso mi segundo año. Esta es mi primera clase en la Escuela de Comunicación; por lo tanto, fue en esta clase mi primera experiencia con el Programa de Acompañamiento Académico (PAA). La asistencia y mentoría recibida durante el semestre fue esencial para mejorar mi desempeño y redacción a lo largo del curso. La mentora Kiara Moro fue quien me brindó apoyo en la revisión de mis trabajos escritos; su asistencia fue de gran ayuda. Asimismo, su amabilidad y compromiso con su labor aportaron amenidad. El PAA me ayudó a sentirme más segura de mis trabajos escritos. Además, me ofreció distintas herramientas para seguir el estilo APA, que, debo admitir, me confundía un poco.

Para mí, contar con los servicios del PAA fue un alivio y un beneficio. Los estudiantes que participan de este programa se ven sumamente beneficiados porque les augura una mejor calificación. Al comparar mis notas con y sin la ayuda del PAA, puedo observar una mejoría significativa, lo cual es un indicio de lo útil que es este servicio. También, la mentora me acompañó durante la última etapa de la edición de mi trabajo escrito, manteniendo una comunicación eficaz a pesar de la modalidad virtual y los inconvenientes que esta pueda suscitar. Como estudiante fuera de la Escuela de Comunicación, sugiero que expandan sus servicios al resto de la comunidad estudiantil, pues son de gran ayuda.

Gabriela Alicea Sánchez

Tuve la oportunidad de trabajar con una de las mentoras del Programa de Acompañamiento Académico (PAA) para mis trabajos de la clase Teorías de la Comunicación. Felicito el trabajo de estos estudiantes por su iniciativa y paciencia para colaborar con los que requerían su ayuda. Logré aprender distintas técnicas para determinar si algunas palabras llevaban tilde o no. También pude aprender varias reglas de sintaxis para así mejorar mi redacción académica. Esta experiencia me ayudó a identificar errores simples que he cometido en trabajos anteriores, y gracias al PAA podré estar más pendiente.

La estudiante que me asignaron supo cómo manejar efectivamente nuestra sesión, y fue bastante flexible para poder reunirnos, ya que mi horario me da dificultad de tener espacios libres. En ningún momento me sentí juzgada por algún error en mi trabajo, ya que ella (la mentora), con mucho entusiasmo, me explicaba qué era lo que tenía que arreglar. Tuvo bastante paciencia, pues estuvimos dos horas revisando mi trabajo, y usualmente ella tarda una hora y media con otros estudiantes. Pienso que si hay más estudiantes como ella, este programa va por buen camino y no necesita ningún ajuste para mejorar. Definitivamente, volvería a contactar a alguno de estos tutores para que me ayuden con textos académicos en el futuro.

Lilliana Correa García

Recibir ayuda de los mentores del Programa de Acompañamiento Académico (PPA) ha sido una experiencia de enriquecimiento intelectual. Es fácil hacer preguntas sobre la clase a una persona que es más coetánea con uno. Los profesores están ahí para contestar dudas; sin embargo, a veces ellos me pueden parecer intimidantes, y mis dudas, insignificantes. No obstante, trabajar con un semejante da una sensación de tranquilidad. Con la ayuda de los mentores de PPA, siento que estoy en un espacio en donde las críticas constructivas no dan tanto miedo.

Durante mi sesión con mi tutora, se me hacía fácil entender conceptos a los que no hallaba sentido en el módulo de la clase. Además de utilizar aspectos de la clase, aplicamos técnicas de gramática de otros cursos de mi concentración. Por lo tanto, pude comprender aspectos de cada clase sin tener más de una sesión con mi tutora o esperar la respuesta del profesor. Siento que estos mentores son estudiantes multifacéticos que toman conceptos familiares para uno para aplicarlos al crecimiento intelectual. Realmente, recomiendo a estudiantes de cualquier año que recurran a las ayudas que proveen los mentores del PPA.

En el programa de mentores, recibes ayuda de un estudiante que en algún momento tuvo las mismas dudas que tú y cometió los mismos errores. Gracias a ello, me sentí más cómoda al hacer preguntas sin dudar la validez de ellas. Los tutores del programa tienen una capacidad de explicar los asuntos desde una perspectiva más sencilla sin utilizar un vocabulario tan rebuscado. En mi experiencia, recibir ese apoyo me dio el empuje a querer entender y utilizar estas palabras más rebuscadas a fin de expandir mi vocabulario para mi vida personal y estudiantil. Siento que recibir la ayuda de mi tutora me ha hecho querer ser mejor estudiante y poder hacer la experiencia universitaria de otros más educativa y divertida.

Sara Monclova López

El Programa de Acompañamiento Académico es una herramienta de gran provecho para el estudiantado. Mediante la asistencia y mentoría recibida, mejoré la concisión, la transición de ideas y la manera de citar. Asimismo, me ayudó a aumentar la claridad en mi escritura. El programa es muy útil debido a que ofrece un espacio dedicado al estudiante en el que se le ayuda a desarrollar la calidad del trabajo y, a la vez, comprender el material de haber dudas. Todo estudiante debe considerar el uso de los servicios de PAA para progresar en su nivel de conocimiento y las destrezas de comunicación efectiva. 

Los mentores del programa son clave para el éxito del estudiante. Su mentoría, extensa y detallada, apoya y guía al estudiante para lograr un trabajo satisfactorio que cumpla los requisitos establecidos. Luego de una tutoría, sentía que tenía una dirección clara sobre cómo enriquecer mi redacción. Por consiguiente, tenía más seguridad al momento de entregar mi trabajo. Entiendo que el Programa de Acompañamiento Académico merece mayor exposición debido a que es beneficioso para los participantes y yo no conocería del programa si no fuera por mis cursos de COPU. 

Marina Reyes Huertas

*Usamos el género femenino con valor inclusivo.